¡Enhorabuena!

Permítame que le felicite, porque este es el tercer paso que usted está dando para solucionar su problema.

Se preguntará cuales fueron los dos primeros pasos que ya ha dado. Pues:
1º - Usted se ha dado cuenta de que esto no puede seguir así, ha comprendido que aquí hay un problema, que hay que cambiar algo en su interior o quizá en su relación familiar, o con el exterior, o …
2º - Como no sabe muy bien dónde está el problema y cómo darle solución ha decidido buscar un profesional que le ayude a aclararse y a dar los pasos más adecuados para resolver la situación en que se encuentra.
3º - Ahora está usted ocupado en buscar un buen profesional, alguien que le inspire confianza para contarle su problema.

Si desea conocer qué opciones están a su alcance para resolver su conflicto, está a punto de lograrlo porque se ha puesto en marcha y quizá en este momento… ¡ha encontrado lo que buscaba!